en Sin categoría

Revisando el libro: ¿DÓNDE ESTÁ EL LÍMITE?

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=QAyBG8A-GlM[/youtube]

En algún momento pretérito, paseando por youtube, llegue a un video de una carrera extrema en el desierto del Shara. Seguían a un corredor español que mostraba lo terrible que era correr en esas condiciones. El Infierno. Más allá de la aventura, el drama y sufrimiento que significan este tipo de carreras, el video  -y el mismo Ajram- nos dejan una frase potentísima: ¿DÓNDE ESTA EL LIMITE? Esta es la pregunta que guía la vida (al menos deportiva) de Josef, buscando y persiguiendo retos, tratando de dilucidar donde está su propio limite… y hasta hoy no lo ha encontrado.

Hace unas semas mientras “trabajábamos” y veíamos videos con mi socio, apareció este mismo video: Josef Ajram en Marathon de Sables. Días posteriores me encontré con Valentí San Juan–un personaje memorable-.

Pero, centrémonos en el libro!

Lamentablemente a Chile llega un con precio elevadísimo, cosa que no debe ocurrir en España o Latinoamérica.

No es un texto sesudo, complejo ni que pretenda dejar una huella emocional. Presenta una sucinta biografía de Josef, y en específico que sucedió en aquella época de decisiones tan trascendentales, en donde la gran mayoría decidimos nuestro futuro, nuestra vida y la posible felicidad.

No relatare la “trama” del libro, mi maldad interior no es tanta, pero si destacare algunos puntos que  a mi parecer son importantes a nivel deportivo/ psicológico:

  • “¿Dónde está el límite?”: título del libro, y de la empresa que ha montado Josef para ayudar y asesorar a otros que deseen explorar los límites físicos tal como el mismo ha hecho.

Es que en muchos deportes o actividades – más aeróbicos que anaeróbicos- en donde muchos nos vemos influenciados por esta máxima: buscar nuestros límites, ir más allá de lo que  creemos posible o lo que nos dijeron. No anos acomodas los ”estándares”, queremos salir del molde; pero por sobre todo… ir más allá de lo que creemos posible.

Salir de la zona de confort, en otras palabras. Pisotear nuestra zona de confort, como un habito.

  • Separar los objetivos en pequeñas partes, desgranarlos. No plantearse ni pensar en algo grande, sino decirle a la mente que la meta es algo corto, totalmente alcanzable con una gota de esfuerzo. De esta manera no se asustara e ira trabajando en cuotas realizables. Uniendo poco a poco estas pequeñas metas podremos… terminar dignamente un ultraman y/o los desafíos magnánimos proponernos.

Esto específicamente lo que la Psicología del Deporte, y actualmente en Coaching (en todas su ramas o facetas) propone, quizás con otros nombres (Establecimiento de metas y objetivos[1]).

“¿Y qué haces ahora después de una brazada

que parece inútil porque la corriente

se encargara de ir en tu contra? Pues

otra brazada, y otra, y otra”.

Ps. Sergio Miranda.

Magister (c) Internacional en Psicología Aplicada al Deporte.


[1] Más específicamente en relación a la escalada en UNA MENTE EN ACCIÓN, de Grace Puertas y Josep Font, capitulo 6.